Volver al inicio del blog

HACER NEGOCIOS EN UN MERCADO ÚNICO

26 julio 2017

HACER NEGOCIOS EN UN MERCADO ÚNICO

China ha sido conocida como uno de los países más poderosos del mundo durante décadas, en términos de economía y de fuerza laboral de fabricación. Sin embargo, con los cambios en los últimos años, China enfrenta nuevos desafíos. La segunda economía más grande del mundo ya no es la fuente de facto de fabricación de bajo costo. Su demografía que cambia rápidamente, el aumento del ingreso per cápita y el crecimiento del gasto per cápita cambiaron el retrato de este país único. Dados todos estos cambios, la pregunta es la siguiente: ¿Cómo puedo realizar negocios en China en 2017?

Submercados

No es un secreto que China es un mercado competitivo único en su tipo. Las empresas que desean ingresar a este mercado necesitan una estructura corporativa sólida y una preparación mejor que el promedio. Aunque China es el país con más población en el mundo, está compuesto de muchos mercados únicos y pequeños, y cada uno tiene sus características muy específicas. Realmente es una colección de submercados singulares, definidos mediante características demográficas, económicas y culturales inmensamente divergentes. No hay un solo perfil para el “cliente chino”.

Es por eso que una selección masiva no es un enfoque estratégico. Para obtener resultados en los mercados chinos, necesita usar un enfoque dirigido a un submercado en particular. Y es por esto que las empresas deben estar bien preparadas, ser flexibles y tener la capacidad de ofrecer innovaciones únicas.

¿Comprende a su cliente chino?

Con el fin de destacarse en el amplio mar de productos y clientes de este país, una empresa debe ofrecer algo distintivo. Saber qué clientes considerarán sus productos como distintivos significa comprender con quiénes está hablando o, más importante, quién escucha lo que usted está diciendo. En verdad, esto es la clave del éxito en cualquier parte, pero es incluso más importante en China. La clave para comprender submercados (e ingresar a ellos) es contratar y desarrollar un equipo local. Después de todo, ¿quién conoce su mercado mejor que las mismas personas de China?

No solo eso, sino que tener personas locales trabajando con usted en China reforzará las relaciones con sus clientes y le permitirá navegar por comportamientos culturales complejos. El éxito en este país está directamente relacionado con las fuertes relaciones locales que se han desarrollado con el tiempo. Entonces, si está apuntando a establecer la presencia a largo plazo de su empresa en China, tenga en mente que trabajar con personas locales puede ser vital para su éxito.

¿Qué se viene en el futuro?

China está ingresando a una era completamente nueva en fabricación. La mano de obra barata y confiable de años anteriores ya no se usa. La integración de la robótica a las líneas de producción chinas es fundamental ahora para el éxito. La urbanización es más importante que nunca y una nueva generación de trabajadores capacitados utiliza tecnologías de vanguardia que permiten que las empresas aumenten la eficiencia de producción. Esto incluye la robótica y, en el sector industrial, una creciente escasez en mano de obra barata está forzando a China a adoptar la robótica. El costo unitario de la mano de obra en China es ahora casi el mismo que en Occidente, lo que hace difícil para los fabricantes que contratan trabajadores chinos producir ganancias.

Por consiguiente, para maximizar las ganancias en las plantas chinas, algunos de los principales fabricantes han comenzado a automatizar sus instalaciones con la instalación de equipos de empaque robotizados. La inversión vale la pena, particularmente en la industria cárnica y avícola. Esto se debe a que este sector ha pasado por cambios importantes en las últimas décadas, lo que es un resultado del aumento del estándar de vida del país. Como se ve en otros países, cuando el ingreso personal aumenta, también lo hace la demanda y el consumo de carne.

La expansión rápida llevó a…

El resultado de la creciente demanda de carne de la población fue un crecimiento exponencial en la producción de alimento entre 2000 y 2010. La demanda fue tan potente durante esa década que atrajo inversiones de todo el mundo. Como resultado de esto, las empresas chinas se expandieron rápidamente, lo que llevó a un exceso de capacidad en muchas industrias.

Después de 2010, la economía de China se enfrentó a nuevos desafíos y comenzó a aflojar. La tasa de crecimiento de la década anterior ya no era sostenible, ya que produjo graves efectos secundarios, como inflación y problemas ambientales. Para remediar esta situación, el plan actual “Hecho en China 2025” del país enfatiza la calidad del crecimiento, en lugar de la velocidad del crecimiento.

Una nueva estrategia

Al hacer esto, China apunta a fomentar el crecimiento en toda su economía, no solo en industrias seleccionadas. El país pretende cumplir esto mediante la eliminación del exceso de la capacidad y la reducción del inventario en la mayoría de las industrias. Con el fin de fomentar su nueva estrategia de crecimiento, China se enfocará en la centralización industrial. Esto significa que los molinos y las fábricas pequeñas o que fabrican productos de baja calidad desaparecerán lentamente. Desaparecerán como resultado de la competencia de mercado, la adquisición o mediante una orden administrativa. Finalmente, esto tendrá como resultado menos productores que fabricarán a gran escala.

Otro factor importante que influye en el plan 2025 de China es el aumento en el costo de la mano de obra. Los trabajadores jóvenes que crecieron durante el boom económico entre 2000 y 2010 ya no están dispuestos a realizar trabajos repetitivos. A esta presión financiera para los fabricantes, se suman leyes laborales más estrictas, que tienen como resultado que los empleadores deban proporcionar un sistema de asistencia social completo. Una estas presiones con la realidad demográfica de que la fuerza laboral actual del país está envejeciendo y se vuelve evidente que la era de los productos “hechos en China” ha terminado.

En paralelo con el plan “Hecho en China 2025”, China ha lanzado el plan “Industrial 4.0”. Este último plan está enfocado en aumentar la calidad de la producción, mediante la adopción de soluciones que sean ambientalmente responsables y que estén diseñadas para ser lo suficientemente inteligentes para que no se vean afectadas por errores humanos. Las soluciones deben ser “ecológicas”, inteligentes, eficientes e integradas.

Aprovechar la automatización

Sin embargo, a pesar de todos estos desafíos, las empresas aún deben obtener un crecimiento sostenible, lo que presenta una gran oportunidad para los fabricantes de equipos. Esto se debe a que los clientes se enfocarán más en la calidad de los productos finales. Como resultado de esto, los clientes buscarán soluciones de alta velocidad eficientes e integradas, con el fin de lograr una gran producción y agregar valor al costo de fabricación. Mire la línea temporal a continuación para ver cómo los fabricantes chinos pretenden aprovechar la automatización para hacer avanzar el país.

Premier Tech Chronos en China

Más de 12,8 millones de toneladas de pollo se consumen cada año en China, lo que lo hace un mercado muy lucrativo. Sin embargo, la producción de esa cantidad de proteína exige tecnología que maximice la producción, y es así como la automatización desempeña un papel importante en el éxito de las empresas chinas. La adopción de la automatización en el sector cárnico y avícola es solo un ejemplo de cómo las industrias evolucionan en China, y sugiere que otros sectores adoptarán la automatización en el futuro cercano.

Desde 2010, Premier Tech Chronos ha tenido presencia en China. Tener un equipo establecido directamente en Changshu y asociarnos con las personas correctas nos da la perspectiva de la exclusividad del mercado. Nos encantaría presentársela.

Siguiente artículo