Volver al inicio del blog

PALETIZADO CONVENCIONAL: LA EVOLUCIÓN DE LA FABRICACIÓN

20 abril 2018

PALETIZADO CONVENCIONAL: LA EVOLUCIÓN DE LA FABRICACIÓN

Imagine lo siguiente: Usted tiene un automóvil, su padre tuvo uno y su abuelo tuvo otro antes que él. Cuando compara esos automóviles, lo que tienen en común es que todos los llevaron desde el punto A hasta el punto B. Ahora, piense en lo que su automóvil hace en la actualidad que no hacía el de su abuelo hace 60 años. Lo mismo se aplica a las máquinas paletizadoras convencionales. La tecnología evoluciona; los paletizadores, también.

Para saber hacia dónde va, debe saber desde dónde viene. Para entender mejor el conocimiento detrás de los paletizadores convencionales, es mejor entender el intensivo procedimiento que se necesita para desarrollar este equipo.

Al inicio del proceso de ingeniería, se tienen en consideración diversos elementos. El equipo necesita no solo entender los desafíos de la industria, sino también idear soluciones para abordarlos de mejor manera. Además de velocidad y mantenimiento, ahora se consideran la facilidad de uso y la seguridad y estos podrían ser motivos de desacuerdo si la solución proporcionada no cumple los requisitos.

Es posible que los paletizadores convencionales estén presentes desde hace bastante tiempo, pero están lejos de quedar obsoletos. Es por esto que todavía son los mejores de su clase.

VELOCIDAD

Con frecuencia, los paletizadores convencionales siguen siendo la alternativa más rápida para realizar operaciones de fin de línea. Esto se debe a que no dependen del movimiento de una herramienta de un solo brazo, lo que permite que alcancen mayores velocidades de ejecución.  La acumulación de productos en el transportador garantiza el procesamiento continuo para lograr operaciones maximizadas.

La máquina paletizadora no solo ha evolucionado con los años; su interacción también lo ha hecho. Ahora es posible la retroalimentación de dos vías y se pueden obtener los datos de la interfaz de humano a máquina (HMI, por sus siglas en inglés). Ahora es fácil recopilar y analizar la información sobre velocidad de producción, interrupción del servicio, requisitos de mantenimiento y mensajes de fallas.

Los funcionamientos prolongados de producción del mismo producto son perfectos para los paletizadores convencionales. Sin embargo, es posible manipular diferentes unidades de mantenimiento de existencias (SKU, por sus siglas en inglés) con una solución convencional. La HMI permite cambios de productos automáticos y fáciles. Los controles tienen configuraciones predeterminadas en fórmulas guardadas para adaptarlas cuando se alternan los productos. Estos parámetros establecerán los patrones que la máquina paletizadora convencional obedecerá para realizar un paletizado preciso. 

Las características de manipulación pueden variar tanto como el producto en sí. Ya sea que una planta trabaje con cajas, embalajes, fardos, empaques, bandejas o todo lo mencionado anteriormente, el paletizador convencional puede determinar cómo posicionar el producto en su lugar de manera confiable y sin problemas.

Los paletizadores convencionales son probablemente la solución mejor adaptada para empaques poco convencionales. El producto puede ser pequeño, grande o inestable y, aun así, se paletizará de forma eficaz. Las mejoras constantes en tecnología ahora le permiten extenderse y alcanzar nuevos límites.

 

MANTENIMIENTO 

Nada nuevo aquí: el tiempo de interrupción del servicio no es productivo. Se ha logrado progreso importante para solidificar la confianza en el paletizado convencional. La solución de problemas se facilita con la capacidad de monitorear el estado de entrada y salida de los sensores y los controladores directamente en la pantalla. Por ejemplo, si el ciclo de una máquina supera el límite de tiempo establecido o si ocurre un imprevisto, los temporizadores o sensores lo detectarán y le indicarán al controlador lógico programable (PLC, por sus siglas en inglés) que detenga la máquina. Luego, los mensajes de fallas aparecerán en la HMI para explicar lo que salió mal, de modo que se pueda evaluar rápidamente. El mantenimiento preventivo también se facilita con los mensajes rápidos en pantalla.

Los paletizadores convencionales actuales necesitan menos mantenimiento y, cuando es necesario, el mantenimiento interno es fácil de controlar. Estos se fabrican con menos cadenas y ruedas dentadas, las que requieren de monitoreo cada cierto tiempo. Donde las transmisiones directas no son eficaces, se prefieren las correas de cadenas de poliuretano, ya que necesitan menos cuidados y no necesitan lubricación. La mayoría de los motores se impulsan con transmisión de frecuencia variable (VFD, por sus siglas en inglés), lo que permite que la velocidad de las operaciones aumente o disminuya sin problemas. La VFD no solo disminuye la tensión del equipo, sino que garantiza una manipulación cuidadosa del producto.

Incluso si los paletizadores convencionales operan con más partes, los costos de reparación disminuirán dada la disponibilidad de repuestos de proveedores locales. Las superficies propensas al desgaste ahora están fabricadas con polietileno de peso molecular ultra alto (UHMW, por sus siglas en inglés) en vez de acero. El UHMW tiene un alto nivel de resistencia al impacto y su bajo coeficiente de fricción le permite deslizarse con facilidad en las superficies metálicas. Es fácil de cambiar y es menos costoso reemplazarlo.

En la actualidad, los PLC y los HMI están vinculados en las redes generales de las plantas mediante enrutadores o comunicaciones de red privada virtual (VPN, por sus siglas en inglés).  Esto permite el acceso remoto al paletizador para resolver problemas y realizar mantenimiento. Por lo tanto, un proveedor que ofrece atención al cliente totalmente dedicada estará mejor equipado para evaluar situaciones conforme se presentan.

SEGURIDAD

Con el paso de los años, la industria de la fabricación ha cambiado en términos de prioridades de seguridad. En un comienzo, los operadores se acercaban al equipo sin las protecciones correspondientes. Ahora, los paletizadores convencionales incluyen características avanzadas de seguridad para evitar lesiones. La máquina paletizadora está protegida con cercas. Las puertas y compuertas tienen enclavamiento con llave retenida. Esta característica crea una secuencia segura cuando se ingresa en el perímetro del equipo.  Por ejemplo, la llave responsable de la fuente de energía también se usará para ingresar a las áreas de alto riesgo. Una vez que la puerta se abre, la llave estará atrapada hasta que se vuelva a cerrar.  El operador lleva una llave secundaria al área cercada.  El equipo no se puede reiniciar sin las dos llaves en los lugares correspondientes.

La presencia de cortinas de luz crea perímetros de seguridad entre el personal y la máquina. Si una persona se acerca al paletizador, el rayo de luz la detectará y colocará la máquina en una condición segura inmediatamente. Hay barandillas instaladas en la parte superior del equipo para reducir el riesgo de lesiones cuando se realicen operaciones de mantenimiento. También hay válvulas de descarga rápida de aire, de modo que, si se debe iniciar una detención, no quede energía almacenada en el paletizador.

Ahora, los paletizadores convencionales están equipados con frenos y ejes de seguridad en caso de que se deban interrumpir las operaciones mientras la grúa está elevada. Esta característica evita los movimientos inesperados mientras se realiza el mantenimiento o la reposición de bandejas de carga o productos en el área de la grúa.

Ahora, el cliente tiene un mejor control de cuáles son los miembros del equipo que pueden ingresar a los diferentes niveles en el equipo. Las funciones de la pantalla táctil de la HMI ahora permiten que se realicen ajustes sin ingresar al panel eléctrico. Ya que es más probable que el técnico de mantenimiento necesite acceso a toda la máquina más que el operador, se generarán contraseñas diferentes para las acciones específicas.

Algunas cosas no están hechas para cambiar en el paletizado convencional. Al igual que en la década de 1940, los productos fabricados todavía pasan por la alimentación, hacia el transportador y terminarán en una bandeja de carga al final del día. Aunque el principio permanece, la tecnología en este campo ha evolucionado durante los últimos años para igualar la creciente complejidad del mercado.

Siguiente artículo