Volver al inicio del blog

4 mitos acerca de la robótica

3 mayo 2016

4 mitos acerca de la robótica

Con frecuencia, escuchamos acerca del precio y otras preocupaciones en argumentos contra las soluciones robotizadas. Sin embargo, dichos argumentos se basan en información insuficiente y una evaluación incompleta del rendimiento de la inversión. Aquí le presentamos cómo evaluar correctamente lo que obtendrá de la automatización robotizada.

MITO N.° 1: Los robots son demasiado costosos

Los robots cuestan menos de lo que costaban hace algunos años y, ahora, están dentro del alcance financiero de más empresas de fabricación que nunca antes. Los robots permiten que la fabricación funcione las 24 horas del día, los 7 días de la semana casi sin tiempo de interrupción de servicio, y abren la puerta a un aumento correspondiente en la producción y las ganancias. La automatización puede ser aún más rentable para los procesos que implican varios SKU, ya que un robot puede manipular varias operaciones de manera simultánea.

MITO N.° 2: Los robots son poco confiables

Los robots han obtenido una reputación por su confiabilidad en muchas industrias, desde bienes de consumo a alimentos, productos químicos, alimentación y muchas otras. Según el tipo de robot, su confiabilidad se puede determinar basada en la cantidad de horas de producción antes de que pueda ocurrir un error teórico. Esta confiabilidad mejora la precisión de la planificación de producción y la programación de mantenimiento preventivo de rutina. La confiabilidad del proceso mejora ya que los robots están diseñados para alcanzar las normas más altas de producción y salubridad, incluso en condiciones extremas. 

MITO N.° 3: Es complicado operar los robots

Los robots funcionan de manera confiable, en parte debido a sus interfaces fáciles de operar que no necesitan que los operadores sean altamente capacitados. Esta facilidad de operación aumenta gracias a la incorporación de una interfaz humano-máquina (HMI) y un controlador lógico programable (PLC), lo que facilita la automatización eficiente que aumenta la capacidad inherente de los robots para aumentar la eficiencia de producción.





MITO N.° 4: Los robots no benefician a los trabajadores de la planta

Los equipos robóticos están en constante mejora para proporcionar nuevas maneras para automatizar las líneas de producción y reducir las lesiones en la planta. Además de proteger la salud del empleado a través de una mayor seguridad y ergonomía, la automatización disminuye las lesiones por movimientos repetitivos, ya que los robots liberan a los empleados de estas tareas. Por lo tanto, los robots liberan a los empleados para reasignarlos a trabajos con valor agregado, reducen el riesgo para el empleador de gastos de salud relacionados con el trabajo y libera a los fabricantes de la necesidad de reemplazar algunos de sus empleados de más edad. ¿Y qué pasa con los trabajos? Aunque algunos trabajos se están reemplazando lentamente, millones de otros trabajos se están creando gracias a la robótica, en campos como ingeniería, integración y programación. 


¿Necesita más hechos convincentes? Aquí le mostramos más beneficios indirectos de la robótica:

  • Flexibilidad mejorada de la fabricación, ya que la reprogramación de los robots para distintos proyectos o la utilización de distintos programas para distintos funcionamientos de producción son más rápidas y menos costosas que volver a capacitar a los empleados

  • Se reduce el potencial de atrasos ya que un robot puede manipular varias operaciones de manera simultánea

  • Se reduce la necesidad de espacio de planta ya que los robots pueden funcionar en más configuraciones y en un espacio más reducido que los humanos

  • Se mejora la planificación gracias a una producción confiable y predecible


Razones para elegir la robótica

Aunque la decisión de integrar robots en un proceso de fabricación incluye la consideración del costo de los equipos y los beneficios directos de la automatización, es importante considerar también los beneficios indirectos de la robótica, con el fin de determinar un rendimiento de la inversión preciso. La mayor productividad, el mejor cumplimiento de la calidad y la mejor protección de la salud del empleado son factores que posibilitan la automatización y que fomentan un mayor retorno de la inversión.

La automatización de una fábrica puede generar ahorros significativos en varios niveles, tanto a corto como a largo plazo. La evaluación del rendimiento de la inversión no solo debe considerar el costo a corto plazo de agregar automatización, sino que además la planificación estratégica a largo plazo, en donde la automatización sitúa a una empresa en una ventaja competitiva.

Siguiente artículo