El poder de la harina

El poder de la harina

El poder de la harina

Una empresa de molienda aumenta en 85 % su velocidad de producción y reduce la mano de obra con la instalación de transportadores flexibles de tornillo, básculas para peso neto y ensacadoras de boca abierta con conducto doble.

La empresa Bay State Milling Company con oficina central en Massachusetts tenía un problema envidiable: su planta de Clifton, Nueva Jersey, no podía satisfacer la demanda de harina de sus clientes. “Era necesario satisfacer la demanda de nuevos clientes”, explica el jefe de planta Mike Walsh. “Se necesitaba un empaquetador que tuviera capacidades de cambio rápido a altas velocidades y que también fuera capaz de empaquetar bolsas de 37, 19 y 9 kilogramos (100, 50 y 25 libras) en la misma máquina”. No sólo esto, sino que también era necesario mantener escrupulosamente sin contaminación transportada por el aire y sin humedad, las harinas blanca, de trigo integral y de centeno, que solicitaban los clientes nuevos de Bay State Milling. Esto era de suma importancia para cumplir con las normas exigentes de higiene para aplicaciones de tipo alimentario, además de evitar el riesgo de explosión de polvo que aumenta a medida que la harina absorbe humedad. Además, como si estos requisitos no fueran ya lo suficientemente exigentes, el espacio en la planta era limitado.

La solución está en la bolsa

Afortunadamente, se encontraba disponible en Premier Tech Chronos de Quebec, una ensacadora pequeña que cumplía con todos los requisitos de Bay State Milling. La ensacadora del proveedor modelo PTK-2700 que se instaló es un sistema de ensacado de peso neto de boca abierta para altas velocidades con conductos dobles, que permite que Bay State Milling llene el doble de bolsas por unidad de tiempo. Se transporta la harina hacia la ensacadora mediante dos transportadores de tornillo flexible modelo DSR que suministran el material hacia una tolva de alimentación personalizada para grandes volúmenes diseñada por Premier Tech. La tolva está instalada sobre dos básculas de peso neto modelo E55 suspendidas sobre la ensacadora, donde cada báscula alimenta un conducto exclusivo en la ensacadora.

Opciones razonables

El transportador de tornillo flexible era el método preferido para manipular la harina por varias razones. Primero, un transportador de tornillo flexible transporta mecánicamente elmaterial dentro de un tubo cerrado. Esto mantiene el polvo de la harina dentro del tubo, lo que reduce el riesgo de la explosión de polvo, ayuda a mantener el lugar limpio y protege a los empleados de las explosiones y de la inhalación de polvo. Segundo, debido a que no se usa el aire como medio de transporte en este proceso, se evita exponer la harina a humedad y a la contaminación transportada por el aire. Esto no es necesario solamente por higiene sino que también debido a que es difícil manipular la harina si se mezcla con aire.

“La harina se vuelve fluida fácilmente, por lo tanto, el objetivo es mantener el aire afuera lo más posible o, de lo contrario, embolsar se convierte en una pesadilla”, advierte Jonathan Levesque de Premier Tech Chronos, quien trabajó como gerente de proyectos. Tercero, la falta de espacio en la planta entregó incluso aún otra razón imperiosa para usar un transportador de tornillo flexible, gracias al tamaño relativamente pequeño de este tipo de transportador y la capacidad de poder instalarse en una amplia variedad de configuraciones. Finalmente, el hecho de que este tipo de transportador proporciona un flujo constante de material fue un factor crucial en su favor.

Llenado preciso

Es por que el flujo del material en las básculas “debe ser lo más constante posible para obtener una buena precisión en el pesaje”, enfatiza el señor Levesque. “El tornillo ofrece este flujo constante”. El alimentador puede hacer esto debido a que “tiene dos tornillos, uno grande y uno pequeño”, continúa. “La alimentación se realiza en dos pasos, que llamamos: a granel y por goteo. Al principio [cuando se alimenta la tolva], se accionan ambos tornillos a máxima velocidad para la etapa a granel. Luego, cuando la báscula está cerca del peso objetivo configurado, se desactiva el tornillo grande y se deja solamente el tornillo pequeño girando lentamente para realizar la fase de goteo” hasta que se alcance el peso objetivo. La precisión del peso objetivo—los pesos varían en menos de ± 85 gramos (3 onzas) a 2 sigma—fue un factor importante en la elección de la E55 en Bay State Milling. La retroalimentación acerca del rendimiento, los datos estadísticos y varios programas de pesaje que son parte del controlador de peso de la báscula permiten que Bay State Milling ajuste la producción en forma precisa y dirija la planificación a largo plazo.

Ensacado

Después de que la tolva de alimentación envía harina a las básculas suspendidas sobre la ensacadora, las básculas, a su vez, envían harina hacia los conductos de llenado de la ensacadora a través de la tolva de descarga diseñada por Premier Tech. La tolva de descarga distribuye harina hacia dos bolsas que simultáneamente contienen polvo. El polvo también se controla mediante un sistema de detección de bolsas en los conductos de llenado, debido a que el rechazo automático de bolsas evita que se descargue harina a menos que haya una bolsa en el conducto. Las bolsas rechazadas se dejan caer automáticamente y se ponen bolsas nuevas en los conductos de llenado. Cuando llega el momento de llenar una bolsa de otro tamaño, se controla el cambio usando una interfaz de operador con pantalla táctil con alarmas gráficas que los operadores usan para monitorear y solucionar los problemas del sistema.

Acondicionamiento de bolsas llenas

A medida que las bolsas salen del cierre de bolsas, el sistema automáticamente las ubica de forma tal que la parte delantera de la bolsa quede hacia arriba. Esto permite que los clientes de Bay State Milling lean con facilidad los contenidos en el momento de la entrega, para un mejor servicio al cliente. Después de que la línea sale del cierre, gira 90 grados para enviar las bolsas a través de un aplastador de bolsas diseñado por Premier Tech, que presiona las bolsas fácilmente dentro de rectángulos que se pueden apilar fácilmente. Luego, las bolsas pasan a través de una estación de balanza comprobadora de pesos diseñada por Premier Tech.

Personalización y comodidad

La personalización incluye “crear una disposición que sería muy cómoda para los operadores”, observa el Sr. Levesque, gerente de proyectos. “A medida que la línea de transporte sale de la ensacadora, gira y se mueve alrededor del operador”. Debido a que la balanza comprobadora de pesos automáticamente rechaza cualquier bolsa que no tenga el peso correspondiente o con fugas y las coloca cerca del operador, esta disposición personalizada minimiza el esfuerzo del operador, reduciendo el riesgo de lesiones a los empleados.
Premier Tech también personalizó las estructuras de soporte para acomodar la báscula E55 desde el segundo piso, con lo que se redujo los requisitos de ingeniería y construcción en terreno para Bay State Milling.

También se personalizó el servicio posventa: “Cambiamos el tamaño de algunas bolsas después de terminar la instalación y fue necesario que Premier Tech reprogramara y ajustara la máquina para adaptarse a nuestras necesidades”, dice el Sr. Walsh, jefe de planta.

Un pequeño paso, un gran paso hacia adelante

Para ayudar a Bay State Milling a comenzar de buena forma tan pronto como se instalara el equipo nuevo, Premier Tech y Bay State Milling en conjunto decidieron “traer operadores y algunas otras personas a Premier Tech para mostrarles la máquina armada y que tuvieran uno o dos días de capacitación antes del envío. De esa forma, se familiarizaron mucho con ella”, recuerda el Sr. Levesque, gerente de proyectos.

El Sr. Walsh, jefe de planta, informa “El PTK-2700 ha incrementado nuestras velocidades de producción en un 85 % respecto a lo que podíamos hacer anteriormente”. La velocidad de ensacado de la planta para “bolsas de 37 Kg (100 libras) ha aumentado desde 8 bpm a 14 bpm, bolsas de 19 Kg (50 libras) ha aumentado desde 10 bpm a 19 bpm y para bolsas de 9 Kg (25 libras) ha aumentado desde 12 bpm a 20 bpm”. Y aunque es demasiado pronto para que Bay State Milling se dé cuenta de los ahorros en los costos de indemnización para los obreros por tiempos perdidos de los empleados debido a lesiones, el Sr. Walsh comenta, “Con la instalación, redujimos en un 60% la mano de obra de empaque”. Los costos de limpieza también se han reducido, agrega. “El PTK-2700 es una máquina muy limpia en su funcionamiento y ha reducido nuestros esfuerzos de saneamiento. Hemos ahorrado al instalar la PTK-2700, con una recuperación de la inversión de 2,5 años durante todo el proyecto”.