La automatización ayuda a crear un mejor ambiente de trabajo

La automatización ayuda a crear un mejor ambiente de trabajo

Barefoot Pellet Company es una empresa fabricante de pellets de madera de gran calidad, situada en Troy, Pensilvania. Nuestra empresa comenzó a funcionar en la primavera de 2006. La primera línea que tuvimos fue una línea de empaque de una etapa. A fines de 2007, expandimos nuestra producción al comprar un segundo molino de pellets. Con una producción aproximada de 200 toneladas diarias, se hacia cada vez más difícil seguir apilando manualmente, por lo que la automatización se hizo necesaria. Además, sabíamos que al automatizar reduciríamos las repetitivas tareas de nuestros empleados y ahorraríamos dinero al usar rollos de película más económicos que el ensacado manual.

En un principio hablamos con Kent Williamson de Probec, un representante de ventas local de Industrial Equipment Group (IEG) de Premier Tech en Pensilvania. Visitamos dos plantas, una de las cuales era una planta productora de sal equipada con una línea de empaque automatizada de IEG. Luego pasamos por un proceso de entrevistas donde nos reunimos con fabricantes de equipos para poder decidirnos por un proveedor de equipos de empaque. Estábamos buscando un proveedor confiable, bien establecido que utilizara piezas comunes y precios aceptables de cotización. IEG fue el vencedor. La calidad y los precios era mejores y el equipo era más resistente. Por último, IEG podía proporcionarnos una línea de empaque integrada y totalmente automatizada.

Compramos una báscula de peso neto por gravedad de alta velocidad (E55GHS), una ensacadora para formación, llenado y sellado (FFS-200) y una celda robotizada de paletizado (AR-200). El aspecto más desafiante en nuestro proyecto fue la pequeña configuración de disposición. Fue necesario que IEG ajustara una línea completa de empaque en un espacio muy limitado. ¡De hecho, fue la configuración más ajustada que pudieron hacer! La instalación de la línea se llevó a cabo a mediados de abril de 2008. El desafío al cambiar de ensacado manual a automático era garantizar que ambas partes estuvieran listas para la instalación al mismo tiempo. En general, todo salió bastante bien, incluso estando presionados para instalar el equipo porque teníamos otra instalación realizándose al mismo tiempo. Los técnicos de IEG hicieron un gran trabajo al ayudarnos.

Hace ya dos meses que nuestro equipo está en funcionamiento. Es un trabajo constante: todavía estamos aprendiendo y está resultando bien. Cumplimos las metas que nos habíamos propuesto cuando decidimos automatizar nuestra línea de empaque: para alivianar la mano de obra y crear un mejor ambiente de trabajo. Nuestras bandejas de carga se ven bien y son consistentes. Además, el servicio es genial: incluso hemos pedido piezas en línea en www.pm5.com. Por último, estamos satisfechos en general y de todas maneras recomendaremos a IEG. Es una empresa bien establecida.

Mike Davison
Gerente de planta
Barefoot Pellet Company