Volver al inicio del blog

Almeida Martins: La amistad primero

9 febrero 2016

Almeida Martins: La amistad primero

Por algunos años, América Latina ha experimentado un enorme crecimiento en diversas industrias de fabricación. Gracias a su cultura mítica y a su situación económica, definida por la precariedad y el crecimiento, Brasil todavía despierta el interés de las empresas en todo el mundo. A través de nuevas adquisiciones e importantes cambios económicos, esta es la historia de Luiz, Marco y Marcello, quienes dirigen la conocida empresa brasileña, Almeida Martins.



DE LA UNIVERSIDAD A LOS NEGOCIOS

Almeida Martins, una empresa brasileña experta en el empaque robotizado y la manipulación de material ubicada en Jundiai, aproximadamente a 60 kilómetros al norte de São Paulo, ha sido administrada completamente por tres amigos de la universidad durante los últimos 15 años. De hecho, Luiz, Marcello y Marco se conocieron mientras estudiaban para obtener sus títulos en Ingeniería en São Paulo y han sido amigos cercanos desde entonces. Inmediatamente después de graduarse de la universidad en 1988, los tres fueron contratados por el gigante industrial KHS, una empresa alemana que se dedica a fabricar equipos para la industria de los bebestibles, como parte de sus planes de megaexpansión para crecer en el mercado brasileño.

Aunque tuvieron un importante crecimiento al comienzo de la década del 90, la situación actual de KHS cambió y así fue como el Sr. Almeida y el Sr. Martins formaron Almeida Martins. La empresa se convirtió rápidamente en un importante subcontratista de KHS en la fabricación e instalación de equipo de transporte y de manipulación de material. Así fue cómo todo comenzó en 1993. Luiz fue el primero de los tres que se unió al equipo de Almeida Martins en 1994, luego Marco ingresó en 1995 y, finalmente, Marcello en 1997. En base a esa experiencia, además de su afinidad, decidieron formar algo en conjunto. Los tres han dirigido a este talentoso equipo de 50 personas oficialmente desde 2002, año en que su propiedad de la entidad se hizo realidad. Cada uno cumple un rol diferente en la empresa y se complementan unos a otros. Como director comercial, Marco es responsable de ventas y desarrollo. Luiz, como director de administración, gestiona las finanzas, recursos humanos y el Departamento de Compras. Como director industrial, Marcello dirige las unidades de ingeniería y producción.


RAÍCES SÓLIDAS: CRECIMIENTO ROBUSTO

Gracias a que trabajan en muchos mercados de producción, tales como de alimentos, de bebestibles, químico, industrial, automotriz, farmacéutico, agrícola y muchos más, Almeida Martins ha establecido raíces sólidas en la región de América Latina. “El mercado siempre ha sido muy estable y confiable para nosotros y para nuestra empresa. Trabajamos mucho con clientes habituales, lo que asegura aún más el futuro de nuestra empresa”, dijo Marco.

Almeida Martins disfrutó de un robusto crecimiento durante la última década, especialmente cuando decidieron atreverse con la robótica. Durante ese paso, la empresa sufrió una importante transformación, pasó de ser fabricante de maquinaria a ser proveedora de soluciones. Fue una diferencia significativa y, al mismo tiempo, fue un ajuste directo con lo que significa Premier Tech Chronos (PTC). Además, se descubrieron muchas otras sinergias, de las cuales la más importante fue que Almeida Martins se convirtió en un integrador de FANUC Robotics, probablemente el más grande en Brasil en la industria del empaque.

Premier Tech Chronos deseaba entrar en América del Sur desde 2010, cuando comenzó la búsqueda del socio adecuado. PTC demoró más de tres años y medio en encontrar al grupo adecuado, uno que estuviera “dispuesto a bailar” y a escuchar el plan y visión estratégico de PTC, y luego ver si se ajustaban correctamente. El 23 de febrero de 2015, PTC adquirió oficialmente los activos de Almeida Martins.


FUERZAS UNIDAS

PTC ha garantizado un contrato a largo plazo con los tres dueños anteriores para que permanezcan a bordo y generen su presencia en América Latina, y localmente en Brasil, donde esta economía por sí sola representa aproximadamente la mitad del potencial de mercado de América Latina. Actualmente, PTC cuenta con una marca sólida en Brasil y un robusto plan de desarrollo y ambiciones. “El nombre PTC es bastante sólido en Brasil”, dice Marco, después de solo un par de meses trabajando en conjunto. “Especialmente en la industria de empaque de bolsas, es impresionante ver cómo las empresas desean esa marca en sus instalaciones de producción”, añade. Los tres creen que el plan de desarrollo estará operativo en los próximos años, ya que el potencial de crecimiento existe, especialmente después de agregar la amplitud de la cartera de productos de PTC a la mezcla. “Las ambiciones son enormes, pero realmente hay potencial”, dicen ellos. is certainly there,” they say.

 

Siguiente artículo