Volver al inicio del blog

5 ERRORES COMUNES RELACIONADOS CON EQUIPOS: CÓMO EVITARLOS

6 septiembre 2018

5 ERRORES COMUNES RELACIONADOS CON EQUIPOS: CÓMO EVITARLOS

La compra, operación y mantenimiento de equipos no son tareas sencillas – y los errores pueden costarle caro y quedar por un largo tiempo. A lo largo de los años, escuchamos de muchas empresas que lamentaran algunas decisiones que han tomado en el pasado y que gustarían que pudieran volver en el tiempo.

Aquí están cinco errores comunes y, lo más importante, lo que usted puede hacer para evitarlos.


1. COMPRAR EQUIPOS SIN CONSIDERAR SUS METAS Y ESTRATEGIAS DE LARGO PLAZO

Siempre que usted esté adquiriendo nuevas máquinas o actualizando las antiguas para mejorar el performance, es necesario planificar el futuro. ¿Cuáles son los requisitos de producción actuales de su empresa y cómo usted espera que ellos cambien de ahora hacia adelante? ¿Planea usted expandir su negocio? Usted no desea que su línea de empacado se convierta en un cuello de botella que irá arrastrar toda su operación.

Usted precisa encontrar equipos que cumplan con sus necesidades y apoyar el crecimiento de su empresa por muchos años. Invertir más dinero hoy día puede ahorrar muchos problemas.


2.  COMPRAR EQUIPOS SIN PENSAR EN SU CICLO DE VIDA

¿Usted piensa que ha encontrado el equipo perfecto? Óptimo, ahora pregunte a la empresa sobre el soporte al cliente. ¿Cuál es el tamaño del equipo de soporte disponible? ¿Ofrecen ellos una línea directa para servicio técnico? ¿Ellos pueden capacitar su equipo de operación y mantenimiento? ¿Pueden ellos conectarse remotamente a su equipo para una solución de problemas rápida y económica? ¿Tienen ellos técnicos calificados cerca de usted que pueden desplazarse rápidamente para su ubicación, si necesario?

Hasta mismo el equipo de sus sueños puede convertirse en una pesadilla si el fabricante no pueda o no quiere proporcionar soporte. Siempre compre de una empresa con un amplio equipo de especialistas dedicados.


3.  PROPORCIONAR CAPACITACIÓN INSUFICIENTE

La capacitación debe ser discutida desde el inicio y debe ser incluida en el cronograma del proyecto. Identifique sus principales funcionarios de operación y mantenimiento en todos los turnos y certifíquese de que ellos estén involucrados desde el inicio, empezando por la instalación y por la puesta en marcha. Ellos se convertirán en “campeones”, que podrán enseñar al resto de su equipo.

Agendar una visita de un técnico de servicio de campo uno o dos meses después de la instalación puede ser una excelente oportunidad para capacitación adicional. Mientras tanto, su personal tendrá trabajado con el equipo y probablemente tendrá dudas. Usted y el fabricante deben concordar con el ámbito de la visita con anticipación para garantizar que usted tenga tiempo suficiente para mantenimiento y capacitación.

Usted también puede firmar un contrato de servicio en el sitio que incluye por lo menos dos visitas al año. Las visitas de técnicos pueden ser una buena oportunidad para continuar o actualizar la capacitación. Por último, pero no menos importante, no tenga medo de hacer preguntas. Sea proactivo, busque auxilio antes que las cosas empiecen a fallar.


4.  AHORRAR EN EL MANTENIMIENTO PREVENTIVO

Cuidar bien de su equipo podrá ayudarlo a mantenerlo en buenas condiciones de funcionamiento, alargando su vida útil e evitando paralizaciones. Aquí están algunas prácticas importantes de mantenimiento preventivo:

  • Siempre mantenga su equipo limpio.
  • Siga su cronograma de mantenimiento preventivo.
  • Pida que sus principales mecánicos describan procedimientos detallados de inspección y mantenimiento.
  • Ejecute inspecciones diarias, semanales y mensuales. Por ejemplo, el operador podría hacer una verificación rápida al inicio de cada turno y el equipo de mantenimiento podría hacer una inspección completa en los Lunes por la mañana.
  • Siga el trabajo hecho durante el mantenimiento preventivo y reactivo. Usted puede usar dichos datos para identificar las causas de los problemas y adaptar su programa de mantenimiento según se requiera.


 5.  NO TENER REPUESTOS DISPONIBLES

Digamos que su planta tenga los mejores procedimientos de salud y seguridad del sector y no tenga sufrido un accidente de trabajo en años. ¿Desecha usted su kit de primeros auxilios? Claro que no, usted necesita de eso solamente en caso de algo acontecer. Lo mismo vale para repuestos: Ni mismo las mejores prácticas de mantenimiento preventivo pueden impedir el desgaste normal.

El fabricante de su equipo puede suministrar un listado de repuestos recomendados para empezar. Mantener registros de sus órdenes de repuestos y analizar datos de su programa de mantenimiento preventivo auxiliará usted a identificar las partes más necesarias y cuando deberá ordénalas para minimizar el tiempo de inactividad. Una buena regla es pedir un reemplazo siempre que usted usar un repuesto de su inventario.


Conocimiento es la clave para evitar la mayoría de las trampas de equipos. Certifíquese de saber lo que usted necesita, de quién usted está adquiriendo, cómo su equipo funciona y lo que usted puede hacer para mantenerlo en condiciones óptimas. El fabricante del equipo debe ser capaz de auxiliarlo a identificar sus necesidades, contestar sus preguntas y proporcionar soporte según la necesidad.

Siguiente artículo