Volver al inicio del blog

9 factores que debe considerar antes de escoger una empacadora

18 agosto 2016

9 factores que debe considerar antes de escoger una empacadora

Al igual que cualquier otro equipo de empaque, hay algunas cosas que necesita considerar antes de tomar una decisión con respecto a obtener un nuevo equipo de ensacadora por compresión.

1. Tipo de material

Debe comenzar por definir el tipo de material que necesita manipular. Cada producto tiene sus propias características y reacciona de diferente manera a la compresión. Esta información puede ser muy útil para decidir si necesita una empacadora vertical u horizontal, una empacadora para formación, llenado y sellado (FFS, form-fill-seal) o una empacadora de cuatro estaciones.

Los materiales que tienen un gran efecto de recuperación elástica (tendencia a volver a su forma original), tales como el serrín de turba, son más fáciles de comprimir en una empacadora vertical. Las empacadoras horizontales requieren cierta cohesión entre las fibras, como en las virutas de madera y la celulosa.

Para materiales más difíciles de comprimir, podría necesitar empacadoras con funciones como una fuerza de compresión mayor, compresión doble y tiempo de estabilización. Tenga presente que una empacadora FFS es más sensible al material que una empacadora de cuatro estaciones.

2. Tipo de empaque

Si tiene la intensión de empaquetar material con bolsas prefabricadas o con película plana será una guía definitiva para el tipo de empacadora que necesita. La película plana es un material de empaque económico para la producción prolongada de un tamaño de bolsa. Sin embargo, es más fácil y rápido cambiar y rellenar las bolsas prefabricadas de la empacadora de cuatro estaciones que el rollo de película de la empacadora FFS.

Si está pensando en producir más de un tamaño de empaque, busque una empacadora con ajustes de tamaño de bolsas simples y fáciles. Algunas empacadoras tienen cambios más fáciles que otras y, algunas solo pueden manipular un tamaño único de bolsa, como las empacadoras horizontales.

3. Capacidad de producción

Considere lo que desea lograr en términos de velocidad de producción. Aunque la velocidad de producción varía según el tipo de empacadora, la naturaleza del material y el tamaño del empaque es lo que tiene una mayor influencia en la producción. Los materiales difíciles de comprimir y los tamaños de bolsas más grandes necesitan más tiempo de ciclo, lo que tiene como resultado una menor velocidad de producción sin importar el tipo de empacadora.

4. Firmeza de la máquina

Según el material manipulado y las condiciones de trabajo en la planta (entorno muy polvoriento, bajas temperaturas, largas horas de producción), puede que necesite un equipo resistente. Asegúrese de que la empacadora esté diseñada y fabricada para su tipo de material y entorno. Algunas máquinas, como una empacadora de cuatro estaciones, están diseñadas especialmente para funcionar las 24 horas del día, todo el año y para manipular materiales difíciles de comprimir.

5. Seguridad para el operador

Por supuesto que la seguridad del operador es una prioridad, por lo que es importante tener una idea de los dispositivos de seguridad que se incluyen con el equipo. Algunos proveedores le dan mayor importancia a este aspecto que otros. Busque máquinas equipadas con cercas de seguridad, puertas de enclavamiento y dispositivos de detección de movimiento que detengan la máquina cuando sea necesario ingresar a una zona de peligro. Las lesiones pueden tener un alto costo para una empresa, por lo que un equipo seguro puede ayudar a que los costos sean lo más bajo posible.

6. Espacio disponible

Generalmente, una ensacadora por compresión es más grande que la mayoría de los equipos de ensacado. Evaluar el espacio disponible en su planta es fundamental cuando escoge una empacadora. Las empacadoras horizontales tienden a tener un tamaño más grande, pero las empacadoras verticales necesitan más espacio en términos de altura.

7. Presupuesto

Está demás decir que considerar su presupuesto es primordial. Aunque parezca una gran inversión, obtener un nuevo equipo puede aumentar su productividad y otorgarle mejores resultados con menor mantenimiento. Calcular el rendimiento de la inversión es importante para saber en cuánto tiempo verá los resultados de su inversión.

8. Servicio de posventa y asistencia local

Busque un proveedor con quien pueda construir una relación a largo plazo y que tenga oficinas o un equipo de asistencia en su área local. Esto puede ser un factor de cambio cuando necesite servicio técnico o repuestos rápidamente. Escoja un proveedor que siempre intente obtener nuevas tecnologías que podrían ayudarlo a actualizar su equipo con la reconversión sin la necesidad de comprar uno nuevo si no es necesario.

9. Experiencia del proveedor

¿Cuenta su proveedor con algo de experiencia en esta industria? ¿Es esa empresa un punto de referencia en la industria? Obtenga información sobre la experiencia previa del proveedor que está buscando. Podría ser más sensato escoger un proveedor que tenga otros clientes que manipulen el mismo producto y enfrenten los mismos desafíos que usted.

Siguiente artículo